Aún hoy miles de organizaciones confían en la suerte, la casualidad, el diosproveerá, los dados…

…y con semejante ejercicio de planificación estratégica así les va.

El grandísimo escritor Paul Auster escribió ya hace quince años El Cuaderno Rojo, trece piezas pequeñicas y autobiográficas con el azar como  hilo conductor. Un divertimento de menos de 100 páginas del maestro de la casualidad hecha literatura. Otra oportunidad para pensar en nuestras propias suertes y casualidades vitales mientras disfrutamos de las curiosas anécdotas de Auster.

Decía el impronunciable Nietzsche que la esperanza es un estimulante muy superior a la suerte. Coincido al 100%. Prefiero un mundo generador de esperanza (sobre bases reales) que un mundo tan expectante como pasivo ante la suerte venidera. Las casualidades son preciosas, sí, pero prefiero el reto de la libertad de elección del momento inmediatamente posterior a la casualidad misma. 

Anuncios

»

  1. Anatolia dice:

    Me encantó este libro. Un placer condensado en un puñadico de páginas.
    Invita a reflexionar sobre las casualidades que se han paseado por nuestras vidas.

    También habría que hablar de valor, ¿no?, no siempre se está dispuesto a dejarse llevar por el impulso de la serendipia.

    Un besico.

  2. nosomosgurus dice:

    Efectivamente, el valor es imprescindible para afrontar lo que viene después de las casualidades.

    Por eso las personas valientes siempre tienen esperanza, porque saben que cambiar las cosas depende de un@ mism@, aunque el azar intervenga.

    otro besico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s