A sus 73 años, el viudo Alvin Straight (el título original de la película en inglés, The Straight Story, juega con el apellido del protagonista y el significado de Straight –honrado, franco, recto- de manera que también podríamos traducirlo por La historia de Straight) tiene varios motivos para estar preocupado: una hija discapacitada que está a su cargo, un enfisema que lo lleva de cráneo, la vista muy deteriorada, una reciente caida que le obliga a andar con muletas y, por si fuera poco, el  empeoramiento del estado de salud de su hermano Lyle (con el que hace diez años que no se habla)

Alvin decide inmediatamente ir a verlo, pero pronto se da cuenta de que sus maltrechas arcas quizá no le permitan alcanzar el dinero suficiente para viajar…así que decide utilizar lo que tiene más a mano: su segadora. Montado sobre semejante ferrari inicia el camino muy motivado y con el claro objetivo del reencuentro con Lyle después de tantos años sin hablarse.

Muy conmovedora y sencilla obra maestra dirigida en 1999 por David Lynch.Hay que verla y emocionarse con la imponente interpretación de Richard Farnsworth.

Anuncios

»

  1. Anatolia dice:

    Estupenda recomendación.
    Es una preciosa película, ignoraba el juego de palabras del título. La de cosas que nos perdemos con las traducciones de los títulos (me estoy acordando de Road to Perdition).
    Impresionante la actuación de Farnsworth.

    Y destacaría también la banda sonora.

    Sorprendente que David Lynch haga una peli que se entienda perfectamente y que no dé lugar a ochocientas interpretaciones.

    Un besico

    • nosomosgurus dice:

      No sé si el título es un juego de palabras o no, no tengo confirmación.A mí me lo parece.

      Si no estoy equivocado, creo que está basada en un hecho real.

      Y, efectivamente, lo único 100% cierto de este comentario es que no hay que estudiar un Master para gafotas para entender a David Lynch en esta ocasión.Menudo sentimental.

      otro besico de vuelta

  2. Anatolia dice:

    Creo que para entender las pelis de David Lynch más que estudiar un máster hay que ingerir una cantidad severa de psicotrópicos, dormir dos horas al día y haberte dado un golpe en la cabeza de pequeño…

    Ojo, y tengo un libro que explica “Terciopelo azul”, perdón, que me lío, “Ciertopelo azul”

    Chauuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s