Un soberbio Marcello Mastroianni protagonizó en 1963 I Compagni (Los camaradas o Los compañeros, en italiano es la misma palabra) una película que relata el conflicto que se plantea en una fábrica textil de Turín de finales del siglo XIX a causa de la reivindicación que plantean los trabajadores: reducir de 17 horas a 16 la jornada laboral. El enésimo accidente, fruto de las inhumanas condiciones, es el detonante. El entrañable profesor Sinigaglia pronto liderará al grupo camino de la huelga e introducirá sus propias ideas de lo que considera progreso social…

Mario Monicelli dirigió esta película cuyo título fue traducido en EE.UU como The organizer (El organizador) quizá haciendo referencia al liderazgo del profesor y quitando del mismo la palabra “camarada” con evidentes connotaciones comunistas. Un título más “adecuado” al contexto estadounidense de guerra fría del año en el que se estrenó (el final del macartismo no quedaba tan lejos, al fin y al cabo). En el resto del mundo, cuando se exhibió en inglés, se tituló  The strikers (Los huelguistas).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s