Audrey Hepburn quiso apartarse del glamour rancio del cine anterior y creó esa tendencia que los aburremoscas llamaron casual (que básicamente era vestir como le daba la gana sin parecer una maniquí). Aun así es un icono del dichoso glamour. A ella lo que le preocupaba era mejorar el mundo (su intensa vida y sus valores e inquietud personales le llevaron a realizar una intensísima labor humanitaria) y pocos piensan en eso cuando la recuerdan, piensan en sus películas (que,aunque buenas, para ella permanecían en un plano secundario de su propia existencia)

Fue muy desgraciada en el amor (salvo al final) y sus fotos felizonas y despreocupadas, casi de niña mimada, siempre nos han transmitido otras cosicas distintas a su verdadera infelicidad y su dura infancia y adolescencia(vivió con nombre falso en la Holanda ocupada por los nazis,sin ir más lejos,y no lo pasó nada bien)

 

Así que por eso he colgado esta cancioncica de Zahara porque expresa muy bien lo que para mí consiguen estas representaciones de masas: perder de vista la persona que hay detrás. Una estupendísima, en este caso.

Dedicada a esas personas a las que les importa un bledo que no seamos fotogénicos y que se fuman un puro con los cromos porque prefieren las manos que los sostienen.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s