Clasicorro flin al canto. Robert Wise dirigió en 1954 La torre de los ambiciosos, una peli sin banda sonora (curioso) que cuenta con un reparto estupendo, encabezado por los maduricos Barbara Stanwyck (sensacional) y William Holden (no lo está menos)

El jefe-jefón de una compañía ha muerto sin aclarar la sucesión y se desata una carrera hacia el sillón vacío en la que los escrúpulos brillarán por su ausencia y el amor (oh, el amor) también estará presente, mezclado como siempre con el poder.

En la manía libretraductora de los distribuidores españoles se encuentra la explicación al cambio del título original, Executive Suite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s