El barcelonés Pedro Javier Hermosilla llegó a la final del mismo concurso de promesas que ganó Estopa en 1998. Desde entonces nos ha regalado letras fantásticas con su voz sentimental, como esta canción de estribillo más que pegadizo y cuidadas palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s